NOTICIAS

La incertidumbre como Factor de Éxito

La incertidumbre como Factor de Éxito

Estas coyunturas representan oportunidades de crecimiento y son el detonante para innovar, crear y potencializar ventajas competitivas

La incertidumbre generada a partir de cambios de índole político, administrativo, ajustes en directrices macroeconómicas y relaciones internacionales, entre otros., comúnmente tiende a asociarse con disminución de oportunidades, desaceleración económica y baja inversión. Sin embargo, para algunos sectores económicos éstas coyunturas representan oportunidades de crecimiento y son el detonante para innovar, crear y potencializar aquellas ventajas competitivas que representan el valor agregado, el diferenciador de nuestro negocio y por ende sobresalir en medio de la crisis y lograr el éxito en medio de la incertidumbre.

Si bien es cierto que el entorno al que se enfrentan los negocios en tiempos de falta de claridad y seguridad es menos previsible, más volátil y por ende más complicado. Es cuándo la planificación de trabajo y las estrategias deben ser enfocadas en asumir la etapa de crisis como una oportunidad de cambio, de renovar, de ajustarse a una nueva realidad o morir.

No sólo el Gobierno sino todo el ecosistema empresarial debe generar el ambiente más adecuado para contrarrestar los efectos de estancamiento y parálisis como consecuencia de la incertidumbre económica.

Por su parte los empresarios en algunos casos, carecen de las prácticas adecuadas para solventar los efectos y afrontar la crisis como una eventualidad que les permita innovar y crecer.

Desde años atrás, Latinoamérica no ha sido ajena a estos escenarios entendidos como poco favorables para la expansión de negocios. Se podría incluso afirmar que nuestra región ha atravesado por más periodos de incertidumbre económica, que por escenarios ideales para el crecimiento de Pymes y Mipymes. La violencia, corrupción, abusos de poder, carencia de democracia, falta de políticas económicas, la dependencia del petróleo como determinante de ingresos y deuda externa, entre otros factores., hacen que la región carezca de ser un bloque uniforme que permita contar con reservas y superávits financieros que contengan los impactos de momentos económicos poco favorables y la aplicación de políticas contra cíclicas, evitando la contención de capital y promoviendo la promoción y el consumo.

Teniendo en cuenta lo anterior, vale la pena hacer énfasis en la célebre frase de Charles Darwin: “Quien sobrevive no es el más fuerte ni el más inteligente, sino el que se adapta mejor al cambio”.

Más allá de evadir el escenario de crisis, debes preparar tú negocio para mitigar su impacto. Reducir el riesgo y optimizar tus recursos. Transformar la incertidumbre de generador de miedo y paralización, en motor de innovación, de impulso a la apertura de nuevos mercados. Diseñar un plan de negocios que le brinde a tú empresa la estrategia y las herramientas necesarias para adaptarse a los cambios, el inicio de otros canales de comercialización para encontrar nuevos clientes, optimizar las políticas de calidad y de fidelización para tus clientes actuales y reforzar las políticas corporativas al interior de tú negocio.

Hacer de la crisis tu mejor herramienta, la fuerza motora e inspiración que te saque de tu zona de confort, para llevar tu negocio a un escenario de crecimiento y expansión. De la incertidumbre al éxito.

 

Fuente: 

Alcázar y Cía.